Rumbo WWW: El enredo de navegar en el Web | 1996

Rumbo WWW

El enredo de navegar
en el Web

Jose G. Lepervanche
Capitán de Web

Desde hace varios años se viene hablando de la superautopista de la información como si ésta fuese una estructura ordenada con canales específicos, entradas y salidas bien señalizadas, etc. o lo más parecido a una pista de carreras. Lo que en realidad es, si queremos utilizar el carreterístico simil, es que Internet y el Web son hasta ahora tramos de autopista y puentes permanentemente en construcción, con señalizaciones provisionales, barricadas con luces intermitentes, desvios y en su mejor hora, con un embotellamiento similar a cualquier autopista metropolitana. Lo cierto es que si Internet y el Web fuesen una superautopista, no se hablara de “navegadores”, “exploradores” o “surfistas” sino de “mapa de carreteras” o algo por el estilo.

Aunque los embotellamientos son similares, en la Net no contamos con los estridentes locutores de la radio y sus reportes del tránsito desde avionetas, helicópteros, taxis, motos y teléfonos celulares y que más o menos dicen lo mismo todos los dias. En los embotellamientos cibernéticos, tenemos la ventaja que podemos dar marcha atrás, cambiar de rumbo, aumentar la velocidad, cambiar de computador, entrar por otro sitio o ir a otro lado inmediatamente sin tener que leer el periódico o bostezar mientras avanzamos arduamente en los canales de circulación. Por todo esto, para mi estas grandes vías están ubicadas en un un gran océano interactivo de información.

Internet y el Web son un gran océano con infinitas posibilidades de comunicación, interacción y acceso a la información Es lo que podriamos decir un “mar de posibilidades”. Navegar, explorar o surfear en la Net pueder ser un enredo tan grande que el viento y las corrientes nos pueden alterar el rumbo si no sabemos a donde vamos, no controlamos el timón y no utilizamos las ayudas a la navegación. Se pierde uno en tanto mar. Sin embargo, asumiendo que uno sí sabe lo que busca y con una buena embarcación, el dinamismo y flexibilidad de la Net permite que encontremos las ayudas necesarias para encontrar puerto seguro.

Latitud y Longitud. Una posición en el mar cibernético.

Hay dos datos que se han convertido en algo indispensable para el moderno Internauta: la dirección personal de correo electrónico (jl@itinet.net) y la dirección electrónica de las páginas en el WWW (http://www.intinet.net). La primera ubica a usuario, lo personaliza y le permite interrelacionarse con otros. La segunda es el punto de salida, de cruce o de llegada en el hiperocéano del Web.

Cada dirección representa un punto específico en este mar de posibilidades comparable con la posición determinada por la latitud y longitud en una carta naútica. Sin embargo, a diferencia de esta forma de posicionamiento, la dirección del Web permite adentrarse en las profundidades de las páginas electrónicas de un sitio en particular y encontrar otras direcciones que instantaneamente te llevan al otro extremo del planeta.

Esta simple dirección permite llevarte al sitio de una gran corporación y sus ramificaciones hasta el sitio de cualquier persona y sus inquietudes editoriales. A diferencia del mundo real, cualquier latitud y longitud en el Web puede ser visitada una y otra vez y la información puede ser modificada, actualizada o eliminada en cualquier momento. A diferencia del mundo real, cualquier posición es tan valiosa o inútil como cualquier cosa. Y para complicar o simplificar aún más la cosa, se puede interactuar con la información al poder enviar mensajes por correo electrónico, hacer transacciones comerciales, endeudarnos al instante, conversar por teleinternétfono o videoconferenciar con los protagonistas, visitantes o autores de esta páginas electrónicas. A diferencia del mundo real donde podemos ver hacia el cielo, la navegación en la Net nos deja los ojos cuadrados de tanto ver la pantalla. ¡Que enredo!

Ayudas a la Navegación

Para facilitar las travesías en el Web, han surgido innumerables ayudas a la navegación: los mega-sitios de los grandes servicios on-line, de los proveedores de browsers como el Netscape Navigator o Microsoft Explorer, que como sus nombres y símbolos indican, están conscientes de que la “autopista de la información” es más océano que explorar que una civilizada y cuadriculada metrópolis.

Para venir en nuestro auxilio, han surgido además los buscadores o “search engines” y directorios junto con arañas , tarántulas, robots, ciempiés, y demás alimañas o “spiders”, que rastrean, revisan, hurgan y arrasan con lo que encuentran a fin de mantener actualizados a estos directorios. A esto se han agregado los megabuscadores que buscan en todos los anteriores y las combinaciones o fusiones tipo Yahoo con Altavista. Dentro de poco hara falta una guía de navegación para visitar las guías de navegacion.

Para completar este enredo dentro de las redes, los sitios favoritos o “bookmarks” también crecen en la medida que visitamos mas sitios por lo que pronto habrá que tener buscadores de sitios favoritos con su respectiva guía de navegación.

Rumbo WWW

Con tantos rumbos a donde ir y con unas cuantas millas navegadas en los siete mares cibernéticos e interactivos, Rumbo WWW inicia esta jornada para navegar virtualmente por Las Américas y dar a conocer las Ayudas a la Navegación en español que vayamos encontrando.. En esta oportunidad intentamos definir el rumbo como primera ayuda. Después relataremos las crónicas de lo más impactante que encontremos en nuestro propio idioma. Como todo ahora es interactivo, los invito a navegar conmigo, a compartir esta jornada virtual enviando sus comentarios y sugerencias para próximas travesías a mi dirección de correo electrónico (jl@itinet.net).

Por ahora, todo el timón a babor hasta el 270, rumbo WWW.

(Publicado en la revista REDES de Comunicación de Venezuela y por La Rebotica en el WWW)
Septiembre 1996

http://www.geocities.ws/pentagon/1972/rumbo67.htm

Anuncios

Cronicas Cibernauticas del Capitan. La Convergencia De Los Nuevos Medios y La Televisión en Español

CRONICAS CIBERNAUTICAS DEL CAPITAN

La convergencia de los nuevos medios y la televisión en español

Jose G. Lepervanche

Desde hace varios años se viene hablando de la convergencia de los medios, de la unión de la computadora, la televisión, las telecomunicaciones y la gente. La mediática y la interactividad se nos viene encima y dentro de poco cada uno de nosotros portará o tendrá en cada habitacion de nuestra casa un “virtuatelevintercomunicawebfono” que integrará todo con tanto botones, que definitivamente tendremos que pedir ayuda a nuestros precoces hijos para poder intentar utilizarlo. “La historia reciente de los medios nos demuestra que estos convergen debido al uso cada vez mas importante de las mismas tecnicas de numeración, de difusión, de imagenes-pantalla y de interactividad. Se suscita la convergencia mediática de los datos con la voz y la imagen” decia nuestro amigo el Prof. Michael Cartier, de la Universidad de Quebec en 1993, cuando ya se empezaba a hablar de television interactiva y el WWW apenas se mencionaba dentro de las redes académicas. La convergencia de los medios es una realidad tal que ha conducido a la redefinición de la industria del conocimiento. Tanto la computadora con sus aditamentos de multimedios e Internet y la televisión con sus aproximación al WWW están conduciendo a una nueva forma de impartir conocimiento y de ofrecer entretenimiento. Nuestros hijos harán las tareas, jugarán, interactuarán y verán sus programas favoritos en la misma pantalla. Pobres ojos!!! veremos mas gente con lentes interactivos!!! La convergencia tambien llegará a nuestros bolsillos al tener que adquirir los nuevos equipos con la misma velocidad en que se vuelven obsoletos.

Toda esta convergencia mediática nos ha llevado a explorar lo que hemos llamado el océano interactivo de información, para ver como los productores de nuestra televisión en español o del web en español están contribuyendo con esta convergencia comunicacional. Dentro de este “mar de posibilidades” hemos visto algunos intentos pioneros en la busqueda de la interactividad. Desde que se empezó a hablar de televisión interactiva, numerosos han sido los intentos por hacer que la televisión deje de ser un medio unidireccional y que permita que el televidente participe en los programas desde su casa. Desde las llamadas telefónicas y cámaras y micrófonos en la calle hasta la aparición del correo electrónico y el web. La television en español se ha hecho eco de estas tendencias al introducir las nuevas tecnologias para obtener respuesta inmediata del televidente. Mucho antes de la explosion del WWW, los televidentes empezaron a enviar e-mails a cristina@intellious.net del Show de Cristina de UNIVISION. Fue tal la sorpresa al inicio que la gente llamaba por telefono en vez de usar el correo electrónico. Otro intento pionero fue el de noticias23@intellious.net del Canal 23 de Miami con el que se trató de que la comunidad tuviera un medio escrito rápido para reaccionar ante las noticias. Con la llegada del WWW, la televisión en español encontró un nuevo medio para mostrarse a su público y ofrecer interactividad con sus estrellas, presentadores de noticias y entrevistadores. A fin de conocer los intentos convergentes de nuestros medios televisivos, decidimos navegar por el web y dar a conocer las crónicas de nuestra travesía cibernaútica.

Zarpamos en nuestra exploracion en el web en busca de la televisión en español encontrando a UNIVISION en http://www.netrunner.net/~tvpulse/univ/univision.htm con una buena descripción de la cadena en ingles: ” Enter into the magical world of Television in Spanish”, parte de la cultura lingüística de estas latitudes. El sitio de UNIVISION describe su historia, programación y destaca algunos programas como Sabado Gigante y su Conexión Gigante en http://www.gigante.com con un mensaje del cibernauta Don Francisco y un centro de información con espectáculos, revistas y diarios latinoamericanos. El público puede solicitar su participación en el programa y enviar mensajes a Don Francisco. Gigante esfuerzo!!!

Navegando hacia el Oeste atravezamos el Golfo de Mexico y encontramos la Mexican Media Web Page en http://eng.usf.edu/~palomare/tv.htm donde hay una excelente recopilación de la prensa, radio y la televisión de este país. Comenzando con Televisa En Linea en http://www.televisa.com el cual cubre en detalle todas las areas de televisión, radio, publicaciones, internetrías, noticias, estrellas, telenovelas, filiales, directorio, etc. Televisa ha dedicado su area televisiva a la programación y descripción de los programas de sus canales 2, 4, 5 y 9. Los principales programas de noticias de la cadena “Al Despertar”, “Punto por Punto” y “ECO” se encuentran en http://www.televisa.com/noticieros/index.htm e incluso se puede mandar un E-mail con las preguntas que deseen hacerle a los invitados de “Al Despertar”. ¡Un buen intento de interactividad noticiosa!

Las telenovelas tambien han encontrado su espacio en el océano interactivo. TELEVISA ofrece resumenes semanales de las novelas Confidente de Secundaria, Bendita Mentira y Sentimientos Ajenos entre otras. Lo que falta para agregarle interactividad es que el usuario pueda intervenir en la trama de la novela y asi hacer una cibernovela.

Con tantos rumbos a donde ir y habiendo intentado definir hacia donde va la convergencia, fondeamos nuestro barco cibernético en México a esperar que pasen algunos huracanes en el Caribe. Después relataremos las crónicas de lo más impactante de los medios que encontremos en nuestro propio idioma. Y como todo ahora es interactivo, los invito a navegar conmigo, a compartir esta jornada virtual enviando sus comentarios y sugerencias para próximas travesías a mi dirección de correo electrónico (jl@itinet.net).

Agosto 1996

Jose G. Lepervanche es Capitán de Corbeta. Retirado de la Armada de Venezuela ahora navega los mares cibernéticos. Su puerto en el web está en http://www.itinet.net/lepervanche

 

http://www.geocities.ws/pentagon/1972/cropro68.htm

La Vida Es Una Aventura Continua. Una carta a mi Dios, mi familia y mis amigos | 1996

LA VIDA ES UNA AVENTURA CONTINUA

Una carta a mi Dios,
mi familia y mis amigos

7 de julio de 1996

Un día un amigo me preguntó “Que es la vida?” y yo le respondí: “La vida es una aventura continua.” Es una aventura porque cada día tu tienes nuevos retos, nuevas metas y nuevos sueños que cumplir, y después que lo haces, tienes que comenzar el ciclo nuevamente.

El 7 de julio de 1976, finalicé una aventura que había comenzado cuatro años antes cuando entré a la Escuela Naval de Venezuela. Después de cuatro años de estudios, retos, metas y sueños, cumplí mi más secreto deseo. Este deseo era una meta que había escrito en un pequeño pedazo de papel y que guardaba escondido en mi billetera desde Enero del 73 cuando estaba en el primer año en la Escuela Naval. El 7 de julio de 1976 me gradué como el primero de mi promoción de oficiales. Rompí un record que según decian entonces tenía más de 40 años al obtener la mayor cantidad de premios en las diferentes areas y asignaturas. Obtuve 13 de 22 premios que entregaron. Hasta donde se, 20 años después, nadie ha roto ese record. El 7 de julio de 1976, escribí mis nuevas metas en otro pedazo de papel. Comencé una nueva aventura que me llevó a navegar en diferentes buques y Armadas. Viajé a differentes paises y encontré nuevos retos, metas y sueños. En aquel pedazo de papel escribí que ascendería en cada grado entre los primeros de mi promoción y que sería Almirante antes del fin del siglo. Siempre ascendí entre los primeros hasta Capitán de Corbeta cuando decidí que no podía esperar hasta 1999. Yo quería ser Almirante de mi propia vida y en julio 1989 dejé el servicio activo y comencé dos nuevas aventuras. Tomé el timón de mi vida hacia un nuevo rumbo, un nuevo horizonte y con una nueva compañera. Me casé con una Capitán de Corbeta quien era tan aventurera como yo y juntos empezamos a soñar, fijarnos nuevas metas y comenzamos a navegar el mundo de la familia y el de las empresas. Nuestro sueños nos trajeron a los Estados Unidos en busca de la estabilidad familiar y económica para tener un puerto seguro para comenzar nuevas aventuras.

Explorando diferentes opciones, nos encontramos con oportunidades de negocios, lugares para visitar, amigos y a Dios. El 7 de julio de 1996, 20 años después, tuvimos una experiencia que nos impactó y me motivo a escribir en otro pedazo de papel. Durante dos dias, fuimos a Orlando a escuchar a un grupo de oradores hablar acerca de negocios, sueños, metas, productos, etc. Todos los oradores eran excelentes porque cada uno fue directamente a las ideas importantes. De todos, quiero destacar a tres de ellos. Uno era un orador profesional especializado en grandes corporaciones. El habló acerca de los sueños y metas. El había tenido muchos problemas en su juventud y se las había ingeniado para salir airoso de las tormentas de su vida. Una señora de Korea habló acerca de su falta de identidad y nacionalidad y de como se la había arreglado para sobrevivir y llegar a los EEUU. El tercero habló acerca de las carreras de la vida, que había que finalizarlas a como diere lugar. El había finalizado sus carreras sin las dos piernas. Hoy, fuimos a un servicio religioso donde la señora de Korea nos habló de la presencia de Dios en los momentos mas dificiles de su vida. Luego, para mi sorpresa, el hombre sin piernas salió en su silla de ruedas y empezó a mencionar todos los versículos de la Biblia que habían influenciado su vida y como utilizarlos para llevar una vida mejor. Pero lo que realmente me sorprendió fue oir al orador de las corporaciones cerrar el servicio religioso hablando acerca de Cristo y su influencia en su vida. El dijo que Jesucristo lo había ayudado a cambiar su vida y a comenzar a ayudar a los demás.

Hoy 7 de julio de 1996 yo ví a tres lideres integrar sus mensajes en uno solo. Era un mensaje poderoso con una perspectiva completamente diferente de la de sus charlas anteriores. Este mensaje, conjuntamente con mi conocimiento previo del poder de Dios, me hizo ratificar mi compromiso con El, mi compromiso con mi familia y sobretodo, mi compromiso conmigo mismo. Debo navegar en mi propio barco con la mente y el ojo en mi Norte, con mi familia a mi lado, con mis manos firmes al timón y con la guía de mi Dios.

Hoy 7 de julio de 1996, como Capitán de mi vida, izo mis velas y salgo a navegar nuevos mares para comenzar una nueva aventura. Seré Almirante de mi vida antes del fin de este siglo. Seguiré cada estrella para hacer lo que tenga que hacer rapidamente. Ajustaré mis velas para ganar más velocidad. Ayudaré a mi tripulación a hacerlo mejor. Disfrutaré mi jornada porque encontraré tormentas y dias sin viento, pero tambien encontraré los mejores vientos y mares calmados. Me enfocaré en mi Norte porque al final encontraré el símbolo de mi meta: la estrella, sol o diamante de los Almirantes. Y entonces, comenzaré una nueva aventura!!! De antemano se el resultado de esta aventura y estoy completamente seguro que con Dios, mi familia y mis amigos, vamos a disfrutar esta jornada. Terminaremos esta carrera y comenzaremos otra nuevamente.

Hoy 7 de julio de 1996 soy un hombre feliz, con una esposa maravillosa, unos hijos muy queridos, un perro, un hogar y un grupo de amigos quienes están a mi alrededor navegando en sus propios barcos. Nosotros nos necesitamos los unos a los otros y lo más maravilloso de esta nueva aventura es que tengo la vía de dirigirlos y ayudarlos a todos a terminar sus carreras mientras termino la mía.

El 7 de julio de 2016, celebraré los 40 años de mi primera meta, los 20 años de este día tan espectacular y haré nuevos compromisos para los siguientes 20 años!!! Que Dios me acompañe.

Jose G. Lepervanche
Capitán de mi vida

http://web.archive.org/web/20091022080935/http://geocities.com/pentagon/1972/jlmeta96.htm